La versión 0.0.3.0 de Diaspora ya está disponible

Finalmente hoy se lanzó la versión 0.0.3.0 de Diaspora*, dentro de los cambios se incluyen:

  • Soporte para incrustar contenido desde nuevos servicios, tales como Instagram, SoundCloud y Flickr.
  • Notificación sobre el progreso al cargar imágenes.
  • Se añadió la posibilidad de contactar al administrador del pod.
  • Ahora se mostrará la versión del pod en el pie de página.
  • Se añadieron imágenes a las notificaciones.
  • Se hicieron mejoras a la versión móvil.
  • Las hovercards se han implementado de nuevo. Al colocar el cursor sobre un usuario, se mostrará una versión pequeña de su perfil:

    Diaspora* hovercards

Para conocer la lista completa de novedades en la nueva versión, puedes consultar el registro de cambios en GitHub.

Compartir

El cofundador de Diaspora ayuda a otros startups de Kickstarter

Maxwell Salzberg y Rosanna Yau.

Pocas personas saben tanto sobre la alegría y el estrés que representa tener una campaña exitosa en Kickstarter como Max Salzberg. Uno de los cofundadores de Diaspora, la red social libre que recaudó doscientos mil dólares en Kickstarter, en 2010, convirtiéndose en el mayor éxito de la financiación en masa hasta el momento.

Más tarde, sin embargo, Salzberg y su equipo han batallado para realmente construir y dar forma al servicio. Cuando lanzaron la versión alpha, a finales de 2011, Google ya había creado Google+, acaparando gran parte del estruendo de Diaspora. A finales del verano pasado, los fundadores decidieron otorgar el control de Diaspora a su comunidad, y comenzaron a trabajar en una herramienta de mezcla de contenido basada en imágenes, llamada Makr.io.

Ahora, Salzberg ha cambiado de rumbo nuevamente, y está por lanzar un nuevo proyecto llamado BackerKit, que tiene como finalidad ayudar a las campañas de Kickstarter a mantener a sus contribuyentes contentos: algo con lo que el equipo de Diaspora ha tenido dificultades por momentos.

BackerKit brinda a los startups una manera simple de manejar el proceso de enviar recompensas a aquellos que apoyaron el proyecto en Kickstarter. Los startups pueden rápidamente invitar a todos sus partidarios a crear cuentas en BackerKit, lo cual actúa como una línea directa de comunicación entre la compañía y el contribuyente, una vez que la campaña ha llegado a su fin. Aquellos que financian la campaña pueden utilizar el servicio para actualizar su información de envío postal, y sus preferencias relativas a las recompensas, enviar mensajes a los fundadores, y mantenerse al tanto del progreso de la compañía. Mientras tanto, para los startups, es posible usar el servicio para rastrear las preferencias de sus contribuyentes en tiempo real, y organizar toda la información personal para minimizar la labor de tratar con vendedores y centros de satisfacción.

Salzberg comenta que esta idea se le ocurrió después de que el New York Times publicara un artículo en septiembre, acerca de las complicaciones que sufren los emprendedores luego de recaudar exitosamente el dinero en sitios de financiación colectiva, como Indiegogo y Kickstarter. Mucha gente se enfoca en el proceso de recaudación, pero el proceso de realización que viene después es, posiblemente, lo más difícil.

Como Diaspora —dijo Salzberg a Mashable—, fuimos realmente el primer gran proyecto en Kickstarter, y se cometieron muchos errores. De alguna manera fuimos el parabrisas para Kickstarter.

Decidió aplicar aquello que había aprendido de su experiencia en Kickstarter, para ayudar a otras campañas exitosas.

Kickstarter está muy optimizado para asistirte en la recaudación de dinero, pero únicamente te brinda una lista de las personas que donaron, y eso es todo. Pero hay muchas otras sutilezas.

Salzberg ha trabajado en construir BackerKit desde hace un mes, aproximadamente, junto a Rosanna Yau, diseñadora de Diaspora. El dúo decidió lanzar la herramienta ahora, en parte a causa de una serie de artículos en CNNMoney, acerca de cómo la mayoría de los proyectos más respaldados en Kickstarter fallan en cumplir su fecha límite, lo cual renovó los debates sobre las dificultades acerca del modelo de financiación en masa.

Salzberg no es el único que está pensando acerca de herramientas para manejar de mejor manera las campañas de Kickstarter. Soma, una compañía de filtros de agua, hizo público recientemente un panel de control gratuito para Kickstarter, que brinda a los startups una manera sencilla de rastrear la información de sus ventas, así como las menciones sociales para sus proyectos, en un solo lugar. Kickstarter, por su parte, provee algunos datos métricos sobre ventas y tráfico para las campañas, aunque Salzberg se está enfocando primordialmente en ayudar a los proyectos populares de Kickstarter una vez que la campaña ha finalizado.

Backerit

BackerKit se encuentra actualmente en fase beta, y su creador planea elegir manualmente algunos proyectos de manera inicial, mientras que la herramienta comienza a darse a conocer, antes de que esté abierta para más compañías. Afirma que incluso podría lanzarla en Kickstarter para ayudar a financiarla, mientras evoluciona.

Charlamos con Salzberg acerca del aprendizaje que ha tenido con su propia campaña de Kickstarter, le preguntamos si aún está involucrado en sus dos compañías anteriores, y su opinión sobre el estado actual de Diaspora.

Preguntas y respuestas con Max Salzberg, cofundador de Diaspora

¿Por qué decidiste lanzar esta herramienta?
Kickstarter está optimizado para ayudar en la recaudación de dinero, pero únicamente te brindan una lista de donantes. Hay muchas otras sutilezas. Lo que ocurrió con nosotros —y lo que sucede con muchos otros proyectos es que acuden a Kickstarter—, es que se trata solo de tres chicos que desean crear algo, pero en realidad no están preparados para brindar soporte al usuario. No es que no quieran. Kickstarter ha innovado completamente la manera en la que se hace dinero, pero la parte que tiene que ver con la ejecución es la misma. Realmente creo en Kickstarter. Cambió mi vida para bien. El resultado ha sido la montaña rusa más alocada de mi vida.

¿Aún estás involucrado con Diaspora, o eso ha quedado atrás por completo?
En el día día me encargo más de cuestiones administrativas. Obviamente manejamos donaciones. Intento aplicar un «enfoque de no intervención». Porque comenzamos a involucrar a más gente, otras personas tienen una visión distinta sobre que lo desean hacer, y hasta cierto punto es diferente a lo que Dan [Grippi, cofundador de Diaspora] y yo teníamos en mente. En vez de ser un idiota, y decir: «no estoy de acuerdo con eso»; es mejor decir: «eso está bien, tú quieres que sea así, por mí no hay problema». Sigo ahí, y de vez en cuando alguien dirá: «¿cómo está implementado esto?». Es un rol de asesoramiento. Nunca me lo podrán quitar. Seré siempre el fundador.

Mirando hacia atrás, ¿qué opinas de lo que ha sucedido con Diaspora?
Se suponía que Diaspora fuese solo un proyecto tonto, el cual puse en mi currículo para el verano. Es aún la comunidad social basada en software libre más grande en el mundo. Estoy muy orgulloso al respecto. En realidad creí que sería algo que haría con mis amigos mientras comíamos pizza.

¿Cuál es el estatus de Makr.io en el momento? ¿Todavía estás involucrado con ese proyecto?
Hay un montón de gente disparatada que lo utiliza, y es distinta comparada con las personas que usan Diaspora. En algún momento llegamos al punto en que tuvimos la idea para BackerKit, y pensamos: «¿qué hacemos?». Soy una persona social, y me gusta la idea de trabajar en algo que sea un poco más tangible, y resuelva problemas un poco más discretos para la gente. Aún existe. Podríamos haber creado algo más complicado, o haberlo cambiado, pero creemos que es divertido tal como es. Es algo sencillo, y un poco extraño. Es lo que es. Y ahí está.

Basado en tu experiencia llevando a cabo la campaña de Diaspora en Kickstarter, ¿qué consejo le darías a otros proyectos de financiación colectiva?
Lo que considero más importante para el éxito de un proyecto es únicamente tener ese entusiasmo realmente honesto, simplemente querer en verdad hacer algo por el hecho de hacerlo. Eso hizo de Diaspora algo tan exitoso, y que resonara con tantas personas. No queríamos más que crearlo, y la gente nos dio la oportunidad. Sin duda no fue el camino perfecto, pero no creo que lo cambiaría por nada más.

Publicado originalmente por Seth Fiegerman, en Mashable.
Imágenes cortesía de Max Salzberg y BackerKit.

Diaspora, un proyecto comunitario: ¡dos meses después!

Hace cerca de dos meses anunciamos que el proyecto y su gobernabilidad pasarían a manos de la comunidad. El tiempo ha pasado, el código está cambiando, y el proyecto continúa desarrollándose en nuevas direcciones. Me gustaría tomarme un minuto para explicar el alcance de lo que se está haciendo.

El primero y más significativo cambio es que hemos adoptado el uso de una nueva herramienta para nuestra comunidad y sus propuestas. Loom.io es una plataforma basada en software libre, que permite a los miembros de nuestra comunidad comunicarse entre ellos más fácilmente. Esta herramienta nos ha permitido adoptar una simple estructura por equipos, en la cual todos pueden revisar qué es lo que necesitan otros grupos del proyecto. A su vez, esto ayuda al desarrollo. Puedes echar un vistazo a nuestros grupos y subgrupos aquí. El servicio mismo requiere de una invitación para unirse; no obstante, puedes enviarnos un correo electrónico, y con gusto enviaremos una invitación a cualquiera que la solicite por ahora.

Hemos migrado a SemVer como nuestro esquema de versiones para nuestros lanzamientos estables, y hemos establecido una rama estable y una inestable para nuestra plataforma, lo cual nos permite producir paquetes de manera más sencilla, asegurando estabilidad mejorada para las personas que utilicen nuestro software. Recientemente Diaspora produjo su segunda versión, 0.0.1.2. Como resultado de tener versiones estables, los miembros de nuestra comunidad se encuentran ocupados trabajando en la creación de paquetes de Diaspora para Debian y Ubuntu, teniendo progresos considerables cada día. Por supuesto esta no es la única plataforma o distribuciones que deseamos soportar; contamos con una convocatoria abierta para creadores de paquetes, para cualquier miembro de la comunidad que desee llevar a Diaspora al sistema o distribución de su preferencia.

En la medida en que miramos hacia el futuro de este proyecto, y la red social descentralizada como un todo, se vuelve cada vez más aparente que existe una lista creciente de iniciativas para crear redes descentralizadas. TentStatus, Libertree, BuddyCloud, Friendica, StatusNet, MediaGoblin y Movim representan solo la punta del iceberg en cuanto a quién está ahí ayudando a que las redes sociales estén en un nivel más alto.

Es cada vez más obvio que estos distintos proyectos están trabajando en busca de metas similares, y en algunos casos se están encontrando con problemas —y sus respectivas soluciones— similares. Nuestra comunidad actualmente está discutiendo la posibilidad de hacer que nuestra plataforma sea capaz de comunicarse con estas otras redes, ya que esto aumenta considerablemente el valor de una red social descentralizada. Esto no es de ninguna manera una tarea pequeña, pero vale la pena tener esta conversación entre estas diversas y distintas comunidades.

Finalmente, hemos estado trabajando también en mejorar el sitio web del proyecto de Diaspora. Lo estamos creando nuevamente para que sea un centro de actividad centrado en la comunidad, mostrando los blogs de nuestros desarrolladores. También cuenta con una wiki integrada, que proporcione un punto central más sólido para la documentación oficial. El nuevo sitio del proyecto estará disponible en un par de semanas.

Trabajamos duro juntos para hacer de Diaspora algo mejor que nunca. En la medida en que el código continúa siendo depurado, podemos enfocarnos en mejorar la plataforma que hemos construido, en cuanto a características y funcionalidad se refiere. Todavía queda mucho por hacer, y será emocionante ver hasta dónde llevamos el proyecto en los próximos meses.

Sean y la comunidad de Diaspora.

Cuando hasta los secretos más íntimos se publican en Facebook

En la era de las redes sociales como Facebook y Google+, de Google Inc., compañías que se dedican a catalogar las actividades de los usuarios habitualmente comparten, almacenan y publican detalles de las vidas de las personas. Esto representa un desafío para la gente que navega la economía de la información personal: cómo mantener algo privado en tiempos en los que es difícil predecir dónde irá a parar su información.

En 2009 en Canadá, Nathalie Blanchard perdió sus prestaciones de seguro de discapacidad por depresión cuando publicó en Facebook fotografías donde se le veía divirtiéndose en la playa y en una discoteca.

Luego de ver las fotos, su seguro, Manulife Financial, contrató a un investigador privado y le pidió a un doctor que reevaluara su diagnóstico, según el abogado de Blanchard.

La joven no se había dado cuenta de que sus fotos estaban abiertas al público, según su abogado, quien agregó que las personas depresivas usualmente tratan de ocultar su enfermedad a la familia y amigos. El caso se resolvió de manera extrajudicial. Una vocera de Manulife declinó referirse al caso y se limitó a decir que la empresa “no deniega ni cancela” prestaciones “basándose únicamente en información publicada en sitios web como Facebook” .

Perder el control de su actividad en línea es más que un problema tecnológico; es un punto de quiebre sociológico. Durante la mayor parte de la historia humana, la información personal se propagaba lentamente, de persona a persona.

Sin embargo ahora, Facebook permite revelar asuntos privados a audiencias más amplias, de manera intencional o no. Círculos que antes podían mantenerse separados -trabajo, familia, amistades, temas de sexualidad- se volvieron más difíciles de diferenciar. Una solución, borrarse de Facebook, se ha hecho más difícil porque llega a 1.000 millones de personas en todo el mundo.

Facebook defiende el principio de una identidad única para sus usuarios. Ha cerrado cuentas de personas que utilizan pseudónimos y múltiples páginas, incluso de disidentes y manifestantes en China y Egipto.

La empresa dice que su compromiso con los “nombres reales” hace que el sitio sea más seguro. También es consecuente con el servicio que vende a los anunciantes, que compran el acceso al verdadero “yo”.

Defensores de la privacidad como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) dicen que Facebook ha cambiado las configuraciones de privacidad en su sitio para que por defecto más información de sus usuarios esté abierta al público y a los socios corporativos de la red social.

Los usuarios a menudo no saben hasta qué punto su información es pública“, señala Chris Conley, abogado especialista en tecnología y derechos civiles de ACLU. “Y cuando información sensible es revelada, es casi imposible volverla a esconder”.

Facebook asegura que ha añadido más controles de privacidad porque eso ayuda a las personas a compartir. “Se trata de facilitar el proceso de compartir exactamente con quien uno quiere y evitar que sea una sorpresa cuando alguien ve algo”, dijo Chris Cox, subdirector de productos de la compañía en una entrevista en agosto de 2011, cuando el sitio web lanzó nuevos controles de privacidad.

De todos modos, los defensores de la privacidad aseguran que siguen habiendo lagunas de control, en que los amigos pueden revelar información sobre otros usuarios. Los miembros de Facebook, por ejemplo, no pueden eliminar fotos compartidas por otros. Todavía más preocupante, dicen, es el hecho de que muchas personas no saben cómo usar los controles de privacidad de la red social.

Los investigadores señalan que los mayores ajustes de privacidad pueden provocar lo que denominan una “ilusión de control” en los usuarios de las redes sociales. Tras una serie de experimentos realizados en 2010, Alessandro Acquisti, profesor asociado de la Universidad Carnegie Mellon, encontró que ofrecerles a las personas más opciones de privacidad generaba “cierto tipo de exceso de confianza que, paradójicamente, hacían que compartieran demasiado”, dijo.

Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, siempre ha insistido en que la capacidad de compartir información cambiará la manera en cómo construimos nuestras identidades. “Los días en que uno tenía una imagen distinta para los amigos del trabajo o compañeros y para sus conocidos muy probablemente acabarán pronto“, dijo en una entrevista para el libro El efecto Facebook, de David Kirkpatrick. Los usuarios de Facebook tienen “una sola identidad”, sostuvo.

Artículo original escrito por Geoffrey A. Fowler  | The Wall Street Journal Americas

Fuente: La Nación (Argentina)

¡Convocatoria abierta para creadores de paquetes!

Hemos pasado por muchas cosas en el mes reciente en términos de desarrollo, y a la par de nuestro cambio a un sistema de versiones, builds estables, y una rama de desarrollo, nos gustaría también tomar el siguiente paso lógico para poner a Diaspora en manos de gente dispuesta a instalar un pod.

En el pasado, hacíamos que la gente obtuviese el código directamente de nuestra rama principal. Existen algunos problemas al utilizar esta técnica para la implementación del software; tomarlo desde la rama activa de desarrollo significaba para el administrador del pod no tener idea sobre la estabilidad del código más reciente. Además, creemos que la instalación de un pod debería ser sencilla, y que las personas no deberían de tener la necesidad de involucrarse con la línea de comandos, ni con una gran cantidad de archivos de configuración para disfrutar los beneficios de una red social descentralizada.

La creación de paquetes es nuestro método para lidiar con estos inconvenientes. Nuestra comunidad ya está haciendo esfuerzos por crear un paquete para Debian. También contamos un repositorio PPA en LaunchPad, dirigido a los usuarios de Ubuntu, así como un equipo PPA. Esto representa un buen comienzo, pero deseamos cubrir otras bases. Si te gustaría ver a Diaspora disponible en la distribución GNU/Linux de tu preferencia, por favor ponte en contacto con nosotros. Estamos buscando a usuarios que se encarguen de los paquetes, y a desarrolladores que tengan la intención de ayudarnos a hacer que Diaspora sea más fácil de instalar que nunca. Si estás interesado, por favor dirígete a nuestra lista de correo, ingresa a nuestro canal IRC, o únete a nosotros en el grupo de paquetes en Loom.io.

Publicado originalmente por Sean Tilley.